Saltar al contenido
ᐅ HielosMendez – Información digital que te dejara helado 🧊🥶

El hielo rosado en los Alpes podría indicar una aceleración del cambio climático

Durante décadas, los científicos del clima han estado rastreando cambios preocupantes en los glaciares de todo el mundo. Estos enormes cuerpos de hielo se mueven y fluyen por su propio peso, pero muchos glaciares ahora se están encogiendo. Una nueva tendencia en los Alpes europeos sugiere que el deshielo de los glaciares podría acelerarse gracias a algunos algas rosadas sin pretensiones.

Los glaciares son una parte importante del mantenimiento de las temperaturas globales porque reflejan más luz que otras características geológicas, alrededor del 80 por ciento de la radiación solar. A medida que desaparecen las capas de hielo de la Tierra, el planeta absorbe más calor del sol, lo que contribuye a aumentar las temperaturas globales. Y, por supuesto, las temperaturas más altas también aceleran la fusión. Resulta que ciertas algas también pueden hacer que los glaciares se derritan más rápidamente.

A veces llamado Watermellon Snow, los parches de hielo y nieve infundidos con algas son comunes en los glaciares en la primavera y el verano. El hielo teñido de rosa en los Alpes preocupa a los investigadores del Consejo Nacional de Investigación de Italia. Biagio Di Mauro, que ha estudiado los cambios en el glaciar Morteratsch en Suiza, dice que las algas en sí no son peligrosas. Sin embargo, su creciente presencia en los glaciares podría empeorar el cambio climático porque oscurece el hielo.

Las algas rosadas oscurecen los glaciares, haciéndolos menos reflectantes y elevando las temperaturas.

Las algas Ancylonema nordenskioeldii, es una de varias especies a veces llamadas algas de hielo. Donde aparecen las algas, baja el “albedo” del hielo, haciéndolo menos reflectante. El hielo absorbe más radiación solar y por lo tanto se derrite más rápidamente. Esto proporciona más acceso de agua y aire a las algas, que se expanden y provocan cambios de color en más áreas del glaciar.

Los investigadores están viendo mucho más de esta Watermellon Snow en los Alpes, pero ese no es el único lugar donde ha aparecido. Estamos viendo el mismo hielo rosa en la «zona oscura» de Groenlandia, que también está experimentando un derretimiento acelerado. También ha habido informes de nieve rosada y roja en Alaska y la Antártida.

Los científicos no se han puesto de acuerdo sobre el impacto de estas floraciones de algas en el cambio climático. Es posible que necesitemos ajustar los modelos actuales para tener en cuenta la fusión inducida por las algas. Y eso podría significar que tenemos aún menos tiempo para hacer cambios si queremos evitar una catástrofe.